Ojo con las redes sociales Imprimir E-mail
Escrito por MIGUEL ÁNGEL ARROYO   
Jueves, 26 de Junio de 2014 04:15


¿Qué joven no utiliza al menos una red social en la actualidad? A nuestra edad, las redes sociales juegan un papel primordial como herramienta de comunicación. A través de estas creamos nexos con las personas de la universidad o el trabajo, acortamos distancias con familiares en otros países, nos acercamos a viejos amigos e inclusive nos da la oportunidad de conocer y fomentar nuevas amistades y hasta relaciones de pareja.

Las ventajas comunicativas y de expresión que ofrecen estas son innegables, pero, ¿Estamos compartiendo más de lo necesario?

Hace unos días estuve revisando mis redes sociales, específicamente Twitter, y me encontré con una situación sumamente peculiar. Se había destapado la supuesta infidelidad de un joven hacia su novia, quienes además tenían “todo listo” para casarse. Las pruebas habían sido presentadas por un tercero mediante la misma plataforma social. El tema era la comidilla del momento entre los usuarios de esta red. Algunos se limitaban a leer en silencio las actualizaciones sobre la tan mencionada “novela de traición”. Otros, aprovechaban los 140 caracteres para apresuradamente formular opiniones y comentarios burlones sobre el asunto. Este caso me llevo a reflexionar.

 

Lo que debió ser un problema íntimo de esta pareja, se transparentó a la vista de todos. Siendo esto un fenómeno cada vez más frecuente. El morbo, el deseo de saber qué iban a responder los involucrados en la trama era mucho mayor que el de ser solidarios y ponernos en el lugar de los afectados. Por ello, estas líneas son idóneas para ir al trasfondo de esta problemática, porque como le sucedió a esta pareja le puede pasar a cualquier otra. No se trata de satanizar las redes sociales, sino de pensar qué queremos mostrarle al mundo de nosotros. Aunque pueda parecer exagerado, cualquier tipo de información personal o no, que colguemos en las redes nos puede salvar o hundir, sobre todo la segunda. El uso de estos medios que nos ofrece el fabuloso mundo del Internet puede ser de ventaja o desventaja. Todo dependerá del uso que les otorguemos, ya que estas por sí solas no son dañinas. A veces queremos ser “más sociales de la cuenta” y a través de las redes, ofrecemos hasta el mas mínimo detalle de nuestras vidas o relaciones. El mundo se entera cuando todo va bien o cuando todo va mal. Tienen conocimiento de nuestros planes, lo que nos gusta o nos disgusta y esto puede ser un arma de doble filo, pues no sabemos si existen personas malintencionadas que sólo están esperando tu próxima publicación para, por rencilla personal o simple y enferma diversión, querer hacerte daño a traves de las redes.

Fuente: Listindiario.com